MOTORES PARA

Barcas hinchables

Toda la información que estabas buscando

Navega de manera veloz con los motores fueraborda

Si has llegado hasta aquí seguramente seas un gran aficionado a la navegación.

 

Hay 2 palabras que describen a una barca hinchable con motor: velocidad y distancia.

 

Pero cuando hablamos de este tipo de motores, hay mucha más información que deberías conocer…

 

ALGO MÁS SOBRE LOS MOTORES FUERABORDA

Empecemos primero hablando un poco más sobre estas pequeñas máquinas que acompañan a muchas barcas.

 

Un motor fuera borda o un motor para una barca hinchable no es más que un motor de explosión que se instala detrás, en la parte exterior de una embarcación.

 

Está formado además de una hélice con la que gracias a ella el barco se impulsa y se puede dirigir.

 

Este tipo de motores son el sistema más frecuente de propulsión para embarcaciones pequeñas destinadas al ocio o a la pesca artesanal.

 

¿Qué potencia pueden llegar a tener?

La horquilla de caballos es bastante grande: desde los 2CV hasta los 300CV.

¡Pueden llegar a ser auténticas máquinas de Fórmula 1!

 

Además, estos motores pueden ser eléctricos, de gasolina o diésel.

 

Los motores eléctricos para barcas hinchables tienen un número de velocidades o marchas hacia delante y hacia detrás. Su capacidad y velocidad viene determinadas por Voltios (V) o Vatios (W).

 

Por otro lado, los motores de gasolina y diésel están compuestos en la parte superior por un sistema de 2 o 4 tiempos, y en la parte sumergida, otro sistema de engranajes y propulsión.

 

Los motores de gasolina, como su nombre indica, funcionan con gasolina, y los de diésel con gasóleo.

Estos últimos, al igual que en los coches, consiguen la misma potencia consumiendo menos.

Aún así no se suelen ver mucho porque son muy pesados y su precio es mucho mayor que el resto de motores.

 

¿Dónde se colocan?

Los motores para barcas hinchables están diseñados para ser instalados en la popa de la embarcación.

Además, puedes usarlos como timón, incluso con el motor apagado.

 

¿Y qué más?

Una última característica de este tipo de motores es que son de “quita y pon”.

Es decir, se pueden desmontar muy fácilmente de la embarcación. Así podrás transportarlo, guardarlo o repararlo sin ningún problema.

¿Barca hinchable con motor eléctrico o de gasolina?

¿Cuál es mejor?

¿Barca hinchable con motor eléctrico o de gasolina?

No hay una respuesta corta a esta pregunta.

Depende mucho de lo que busques y necesites.

 

Lo más común a día hoy sigue siendo uno de gasolina, pero cada vez hay más motores eléctricos para barcas hinchables.

Actualmente puedes encontrar cientos de modelos de motores fueraborda eléctricos.

 

Pero… ¿En qué se diferencian?

   

Motor de gasolina

Los motores de fueraborda de gasolina son más potentes y por tanto más veloces.

Si tienes pensado hacerte con una de estas, tienes que mirar siempre el tipo de alimentación y la potencia.

Barcos como por ejemplo la Stramework 4 o la semirrígda Rilaxy son perfectas para llevar un motor de gasolina.

 

Aunque no todo son ventajas. Siempre hay un “pero” en todo, y este tipo de motor no iba a ser menos.

El único problema es que requieren un mantenimiento constante para que funcionen adecuadamente.

 

 Pros: son más potentes y consigues más velocidad con ellas.

 

 Contras: el problema es que son motores delicados que necesitan de un especial y continuo mantenimiento.

 

Motor eléctrico

También son muy potentes, y sobre todo muy, muy fáciles de usar.

Por otra parte, son aparatos mucho más limpios y respetuosos con el medio ambiente.

Eso se debe a que generan menos emisiones de gases invernaderos, y además requieren menos mantenimiento y por tanto cambio de piezas.

 

 Una pequeña contra: Son menos comunes, pero no por ello menos potentes.

 Pros: lo que más destaca de este tipo de motores es que son fáciles de usar y que son más respetuosas con el medio ambiente.

Emiten menos gases contaminantes y necesitan menos horas de mantenimiento.

¿Qué elijo si quiero un motor de gasolina?

Motor fueraborda de 2 o 4 tiempos

 

Antes he hablado de los motores de gasolina de 2 y 4 tiempos.

Si no lo has escuchado nunca antes, es posible que te suene un poco a chino.

Pero créeme, no es nada extraño.

Piensa que no son tan distintos de cualquier otro motor de un coche.

 

 

¿En qué se diferencian uno de otro?

 

Tanto el motor de 4 tiempos como el de 2 tiempos tienen el mismo funcionamiento interno.

Es decir, usan el mismo ciclo termodinámico de cuatro etapas para funcionar: escape, combustión, admisión y compresión.

Digamos que hace todo eso continuamente cuando está funcionando.

 

Además los componentes de los 2 tipos de motores son iguales: cilindros, pistones, sistema biela-manivela, cigüeñal…

 

Pero también tienen sus diferencias claras y definidas.

La principal es la potencia.

 

Voy a ponerme un poco más técnico en esta parte, pero creo que tiene su interés explicarlo.

 

El motor de 4 tiempos completa todas las etapas del ciclo termodinámico que te he mencionado antes por separado (escape, combustión, admisión y compresión). De ahí que se llame a 4 tiempos.

 

El motor de 2 tiempos completa esas 4 etapas en 2 procesos. La admisión y la compresión entran dentro del primer proceso, y la combustión y el escape en el segundo tiempo.

 

Ahora llega la parte compleja, así que sigue leyendo atentamente.

 

Todo lo que te he explicado antes tiene su por qué.

 

Como el motor de 4 tiempos completa las etapas por separado, después de 4 movimientos del pistón, se generan 2 revoluciones en el cigüeñal.

Mientras que el motor de 2 tiempos completa el mismo ciclo de manera más rápida: en 2 movimientos ya hay una explosión.

 

Si quieres un motor con mucha potencia, usa el de 2 tiempos. Mientras que, si buscas ahorrar combustible y contaminar menos, opta por el de 4 tiempos.

Resumiendo

    

Motor de 4 tiempos

Un motor de 4 tiempos consume y contamina menos.

Como los intervalos entre explosión y explosión son más amplios, se generan menos vibraciones y desgastes, haciendo que sea un motor más fiable y duradero.

Pero, es un motor más complejo, pesado y costoso. Además las reparaciones son más caras y tiene menos potencia que el motor de 2 tiempos.

 

 Pros: consume y contamina menos

 

 Contras: reparaciones más caras que en los motores de 2 tiempos.

Motor de 2 tiempos

En cambio el motor de 2 tiempos tiene una construcción más sencilla.

Son más ligeros, potentes y económicos en general.

 

¿Su desventaja?

 

Los gases que emite son muy contaminantes.

El combustible y aceite que usa para funcionar nunca llega a quemarse por completo, por lo que nunca aprovecha el combustible al máximo.

Además, las explosiones que se producen en el mismo tiempo son el doble que en el motor de 4 tiempos. Todo esto da lugar a un desgaste mucho más temprano de los materiales internos.

 

 Pros: más ligeros, potentes y económicos.

 Contras: más contaminantes, mayor gasto de combustible y mayor desgaste

5 Consejos para embarcaciones ligeras a motor

¿Tienes pensado comprar una barca hinchable con motor?

O quizás ya tengas una recientemente.

 

Navegar es una sensación maravillosa.

El aire en la cara, la libertad, el placer por llevar a cabo tu afición favorita…

 

Pero la diversión puede esfumarse de un plumazo.

¿Qué ocurre en caso de catástrofes?

 

Al igual que cuando viajas en coche, para ir en un barco también tienes que preparar el viaje con una mínima antelación y sensatez. Pero a diferencia del asfalto, el agua es fluida e inestable. Por eso tienes que asegurar todo bien con esmero y atención.

 

Ten siempre en cuenta estas 5 recomendaciones básicas que te van a venir muy bien para navegar siempre con seguridad.

Autonomía

Para no quedarte parado en mitad de la nada, mientras solo ves agua por todos lados, conoce la autonomía de tu barco.

Cuando vayas a hacer un viaje y tengas pensado estar bastante tiempo navegando, hazte siempre esta pregunta: ¿cuánto puedo recorrer con mi barco?

 

Además, intenta llevar siempre combustible suplementario.

La velocidad engancha

Da sensación de libertad y adrenalina a partes iguales.

Pero ojo, no estás solo en el agua. Tanto el mar como los embalses y ríos están repletos de bañistas, deportistas acuáticos y otras embarcaciones.

Para evitar cualquier desastre, respeta la normativa y límites de velocidad.

Mira por dónde vas

En este mismo sentido, échale constantemente un ojo a la proa de tu barco. Puedes encontrarte de repente con bañistas, embarcaciones más pequeñas u obstáculos inesperados.

Cuidado con las caídas

Caer al agua desde un barco con velocidad es muy peligroso. Por eso, asegúrate que tus pasajeros no se mueven y desestabilizan el barco mientras esté en movimiento.

Previsión

Prepara siempre tu viaje. Lleva contigo un ancla o algún sistema de seguridad y combustible.

Consejos y mantenimiento de las baterías del motor de una barca hinchable

¿Cómo se consigue alargar la vida de las baterías de un barco?

 

Las baterías de un barco son como “nuestras pilas”. Cuando estamos descansados, rendimos mejor. Lo mismo ocurre con las baterías de una embarcación. Necesitan tener carga para funcionar bien.

 

Y es que completan la importantísima función de suministrar la energía eléctrica que se necesita para poner en funcionamiento el motor.

 

Pero no solo necesitas tener la batería bien cargada, también se requiere un buen mantenimiento para que duren más.

 

Como son instrumentos muy caros, tienes que prestar especial atención a su mantenimiento. Si las cuidas adecuadamente podrás conseguir que te duren hasta 5 veces más (como el eslogan de Duracell).

 

Controla el estado de las baterías

Aunque suene obvio, esto es muy importante y está directamente relacionado con la vida útil de ellas.

 

Las cargas y descargas bruscas pueden acabar en una avería grave. De hecho, una descarga excesiva es la mayor causa de daños en las baterías.

 

¿Cómo evitas una descarga excesiva?

Con un buen sistema de control que mida la energía cargada y consumida de las baterías.

Así podrás saber cuándo necesitarás cargarlas de nuevo.

 

Esto lo podrás comprobar con un simple voltímetro digital.

 

Reduce el consumo de energía de las baterías

Acciones tan sencillas como no dejar las luces encendidas, cambiar las bombillas por unas LED de bajo consumo, o poner un par de botellas de agua congelada en la nevera para reducir la energía necesaria para mantenerla fría.

 

También puedes optar por instalar un panel solar

Con esto evitarás que las baterías se descarguen incluso aunque no uses el barco.

Consejos y mantenimiento de un motor de gasolina

Un motor fueraborda es una de las opciones más cómodas y flexibles para motorizar un barco.

 

Además son fiables y al estar ubicados fuera del barco, es fácil acceder a las distintas piezas para revisarlas y sustituirlas.

 

Pero el estar situados fuera del barco, también están más expuestos al agua  y sufren más que un motor de tipo intraborda.

 

Aunque todo tiene solución. Siguiendo estos simples consejos de mantenimiento, verás qué fácil será cuidar tu motor.

 

Recuerda, un fueraborda bien cuidado y mantenido es un inversión estrella.

 

Mantenimiento diario:

  1. Antes de salir revisa el aceite, por si ha habido pérdidas o el color se ha tornado negro.

     

  2. Conecta y comprueba que el nivel de carga de la batería sea correcto.
  3. Al igual que cuando coges el coche, revisa el nivel de combustible. Pero además tienes que abrir la entrada de aire que hay al depósito, para evitar que se cree un vacío dentro y no se pueda bombear combustible al motor.

     

  4. Échale un ojo a la hélice para ver si se ha roto o si tiene algún trozo de cabo liado.
  5. Una vez que llegas a tu destino, si has estado en agua salada, endulza el motor con agua dulce para quitar toda la sal que puede corroer los componentes del mismo.

     

  6. Y por último, desconecta las baterías. Así te asegurarás que al día siguiente no haya perdido carga durante la noche y puedas arrancar sin problema.

 

Otros pasos de mantenimiento básico que puedes hacer más a la larga son:

 

  1. Usa anticongelante cuando veas que es necesario. Sigue las instrucciones del fabricante, y mézclalo con agua si así te lo indican.

     

  2. -Recuerda no arrancar nunca el motor sin estar sumergido en agua. Así evitarás dañar el impulsor de la bomba.
  3. Cambia el aceite viejo por uno nuevo y limpio. Mira el manual de uso y mantenimiento de tu motor para ver cada cuánto tienes que repetir esta acción.

     

  4. Intenta usar siempre piezas y recambios originales. Tendrás la seguridad de que son de calidad y que durarán más tiempo.

 

Hasta aquí este extenso artículo sobre motores de fueraborda.

Espero que hayas disfrutado del contenido tanto como yo me he divertido contándotelo.

[Total:0    Promedio:0/5]